Un Memory de Viaje

Juego Memory de viaje

¿Recuerdas jugar al juego de memoria en que tratabas de hacer parejas del mismo color, forma o personaje? ¿Te vas de viaje y queréis llevaros un ligero memory hecho con material natural? Pues en este caso propongo un memory que puedas usar estando de viaje!

El único inconveniente es que es un poco frágil, pero metiendo algún sombrero más (por si acaso) y guardándolos en una bolsita, se soluciona la dificultad.

 

 Y esto tan simple y sencillo, ¿qué aporta?

  • Aporta concentración.
  • Favorece procesos cognitivos básicos: percepción, atención, memoria
  • Adquisición progresiva del color y las tonalidades. Se puede jugar incluso sin saber nombrar el color porque se trata de encontrar los iguales. Poco a poco se irá sumando el lenguaje.
  • Ayuda a trabajar la frustración que puede aparecer cuando un jugador pierde.
  • Fomenta la creatividad y nuestro pensamiento divergente: transformamos un material y lo convertimos en otro diferente. Si practicamos mucho esto, estaremos trabajando mucho nuestro pensamiento divergente.
  • Satisfacción de crear y construir nuestros propios juguetes.
    Y mientras hacemos eso, nuestra motricidad fina se estimula.
  • Anticipación y previsión. Analizar nuestro material y saber que éste es frágil (en el caso de las bellotas y sus cúpulas) nos invita a generar soluciones ante la ruptura o la pérdida de alguna de ellas, por ejemplo. (Guardarlos en una bolsita o llevar alguna más de repuesto son alternativas)
  • Es un juego que invita a la socialización. Aunque se podría jugar sol@, habitualmente es un juego que invita a jugar en parejas o grupo pequeño.

 

¿Jugamos?

 

¿Qué necesitamos?

Para construir tu memory de viaje necesitas:

  • 20 cúpulas de bellota (los sombreritos) o los que queráis, pero siempre par, ya sabéis
  • Pintura de 10 colores diferentes
  • Pincel
  • Una bolsita para guardarlas

No tardaréis mucho en pintarlas y se secan rápidamente. Si las guardamos en una bolsita, evitamos que pueda perderse alguna de las parejas, y si añadimos alguna cúpula más, tendremos repuesto en caso de que se nos rompa alguna.

Muy sencillo, natural, divertido y ligero

¿Lo has probado?¿En qué viajes han ido contigo? ¿Te ha resultado útil? Coméntalo!!

****************************************************

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Translate »
shares